sábado, 29 de septiembre de 2007

Tormentas olvidadas

...E questo il fiore del partigiano, morto per la libertà.

Éste lugar cada día pesa más, supongo que se me agotan las fuerzas. Siento no poder avanzar más rapido, encontré arenas movedizas cerca de donde habito.
No se está mal viviendo aquí, aunque empiezo a preguntarme si una cabaña de madera podría soportar una tormenta. Una fina lluvia se escucha lejos, en el mar. Se aproxima hacia aquí. Según la Teoría del Caos, ''El simple aleteo de una mariposa puede desencadenar un huracán en el otro extremo del mundo''. ¿Ocurrirá igual con las nubes y el viento?
Velo por la suerte, aunque aún me cuestione su existencia.
Me entretengo leyendo aquel poema... ''Lanuras bélicas y páramos de asceta, no fué por estos campos el bíblico jardín...''. Me vence la desesperación, y un instinto me dice que salga al exterior.

Aire libre recorre mis pulmones, oxígeno nuevo a mis venas. Morfeo viene a por mí, en un momento estará aquí.

...Y será la flor de un guerrillero, muerto por la libertad

Huyendo del Tiempo