domingo, 7 de octubre de 2007

Destino perdido

A veces me gustaría parar el tiempo. Verdaderamente, empieza a agobiarme. Ando por estos parajes con más pesadez cada día. Últimamente, a parte de hacer más frío, el viento de poniente se interpone en mi camino. No puedo buscarle una explicación y temo derrumbarme. Acaricio el último recuerdo de mi vida, cómo me gustaría desacerme de él...
El cansancio llama a mi puerta, y tras él una gran pereza para continuar mi camino.
No niego que a veces, quisiera ser aquel ''Rastafari de Jeré'' que describen Los delinqüentes.
Va a llover de nuevo. Tengo que buscar refugio, esperemos que sea para poco.

[Huyendo del Tiempo]

''Y cuentan que un verano voló y se dejó el corazón debajo de la cama. Que le dijo que no volvería, que no la esperara.''
Marea - Marea